Nuestras necesidades cambian con el tiempo y tener la posibilidad de disfrutar de cierta autonomía, de ciertas soluciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida a veces resulta difícil. Es por ello, que en ciertas ocasiones hay que adaptar nuestros espacios a nuestras prioridades. Todos hemos oido hablar de las sillas y las plataformas salavaescaleras, pero al igual que mucha gente no sabes cuál es su principal diferencia. ¡Vamos a aclarar las principales diferencias!

diferencias silla salvaescaleras plataforma elevadora

Cuando no existe suficiente espacio para un elevador de corto recorrido o un ascensor, la mejor opción para subir y bajar escaleras son las sillas salvaescaleras o las plataformas. Pero ¿Cuál es la mejor opción? ¿Qué solución garantiza la mayor seguridad?

¿Qué es una silla salvaescaleras y para qué sirve?

soluciones accesibilidad personas silla de ruedas

Una silla salvaescaleras representa una solución para personas de movilidad reducida y que desean mejorar su calidad de vida dentro de su hogar. Estos aparatos se destinan a personas que tienen dificultades al andar y que por lo tanto, el hecho de subir las escaleras les resulta difícil o incluso peligroso.Éstas son algunas de sus ventajas:

  • Fácil instalación y debido a su tamaño reducido el impacto visual es mínimo. No daña la estética del edificio.Segura, fiable y fácil de usar.
  • Adaptable a cualquier tipo de escalera, curva o recta.
  • Diseño ergonómico para mejorar la comodidad del usuario.

A diferencia de las plataformas elevadoras, los principales usuarios son personas con movilidad reducida, aunque su uso es polivalente. En este caso, no puede utilizarse como plataforma de carga ya que solo es apto para transportar una persona sentada. Por ello, si su uso va a ver privado y muy restringido, las sillas salvaescaleras son la mejor opción. Por otro lado, las sillas requieren mucho menos espacio, tanto para subirse o bajarse de ellas como en el trayecto. Por este motivo, suele ser la solución en accesibilidad más escogida en casas o pisos donde la escalera es estrecha o cuenta con diferentes anchuras.

Las sillas salvaescaleras además, ofrecen gran variedad de acabados y opciones para personalizarlas. De esta manera, su integración en el entorno es mucho mayor, sumando así un plus en diseño y discreción. Como las plataformas, pueden instalarse en espacios interiores y exteriores, así como en escaleras curvas o rectas.

A efectos técnicos, la silla salvaescaleras y las plataformas salvaescaleras cuentan con velocidades similares. En el caso de las plataformas presentan una mayor capacidad de carga que las sillas, según sea el modelo. Aun así, tanto el consumo eléctrico como el precio de estas dos soluciones son muy similares, aunque la plataforma parezca más grande.

¿Qué es una plataforma salvaescaleras y para qué sirve?

soluciones accesibilidad personas silla de ruedas

Una plataforma salvaescaleras es un sistema diseñado para usuarios que se desplazan en sillas de ruedas, personas con movilidad reducida o de edad avanzada. Gracias al amplio abanico de posibilidades en sus diseños, dado que estos dos mecanismos se adaptan a cualquier tipo de escalera, permite a los usuarios un estilo de vida mucho mas cómodo y más activo. Algunas de sus ventajas son:

  • No suele requerir modificaciones de la estructura del edificio.
  • Diseñada estéticamente para adaptarse en cualquier lugar. Muy fácil de usar y segura. Indicada para pequeños desniveles, con o sin escaleras. Cualquier persona puede usarla.
  • Son una de las mejores opciones para las personas que utilizan silla de ruedas. Su aplicación va des de salvar unos pocos escalones hasta completar los diferentes tramos de escaleras de un bloque de pisos. Además, su instalación no suele requerir obras ni grandes adaptaciones del entorno, siendo una solución de rápida instalación.

Por otra parte, las plataformas salvaescaleras son muy versátiles y fáciles de usar. Actualmente cuentan con una gran variedad de dispositivos que permiten un uso intuitivo, seguro y automatizado. Además, el público que pueden utilizar la plataforma es muy amplio: des de personas con movilidad reducida, padres y madres con carrito o usuarios que necesiten ayuda para subir el carro de la compra.

Las plataformas salvaescaleras pueden instalarse, según sea el modelo, en ambientes interiores y a la intemperie. Ello supone un punto más en usabilidad en cualquier tipo de espacio, des de viviendas particulares a locales comerciales. Cuentan, también, con diferentes medidas de seguridad y protección que garantizan la integridad de su estado y funcionamiento.

Por el contrario, uno de los puntos que suele penalizar las plataformas salvaescaleras es el espacio que ocupan desplegadas. Para poder entrar o salir de ella, la plataforma debe tener suficiente espacio para garantizar el acceso de una silla de ruedas. Por esta razón, las plataformas suelen instalarse en espacios abiertos, normalmente la entrada de la vivienda (hall).

En el caso de las escaleras con curvas, el trayecto de la plataforma puede difícil o imposible si no se dispone del espacio suficiente para garantizar el giro. Por ello, su instalación es apta solo para espacios abiertos y escaleras anchas. Para ganar espacio en la escalera, una de las modificaciones más comunes es fijar la plataforma directamente a la baranda, recortando hasta 15 cm según los casos.

Diferencias de las sillas salvaescaleras y las plataformas salvaescaleras

Una de las diferencias entre ambos productos, viene determinada por el usuario al que se destina ¿Quiénes se benefician de las plataformas salvaescaleras? Las plataformas salvaescaleras son utilizadas por personas en silla de ruedas, personas mayores o personas con carritos de bebé (en el caso de la plataforma vertical, en otras plataformas, el carrito debe viajar vacío y sin acompañante). Su gran ventaja es que además permite transportar cargas, como bolsas de la compra, o el carro de la compra, cuando el edificio carece de ascensor. Muchos modelos son plegables y ocupan poco espacio, aunque cuando están desplegadas necesitan espacio suficiente para garantizar la máxima seguridad. Por ese motivo no es posible colocarlas en escaleras estrechas.

Y por otro lado, ¿quiénes pueden utilizar una silla salvaescaleras? Cualquier persona cuya capacidad de moverse se vea limitada puede usar una silla salvaescaleras, ya se trate de una persona con discapacidad física o de edad avanzada. De cualquier forma, todo depende del grado de movilidad y de su capacidad de sostener o no el torso mientras se lleva a cabo el recorrido en la silla.

Plataforma vs. Silla Salvaescaleras ¿Cuál es la mejor opción?‎

Como en otros muchos campos, en la accesibilidad, no existen productos mejores o peores, si no, soluciones de accesibilidad mas o menos adecuadas a cada entorno, a cada barrera arquitectónica y a cada tipo de usuario ¿Dónde se instalan ambos productos? Gracias al tamaño reducido de las sillas salvaescaleras, éstas son soluciones para viviendas que se adaptan a cualquier tipo de escalera y a cualquier espacio. Además, el impacto estructural es mínimo y no dañan la estética de la vivienda. En cuanto a las plataformas salvaescaleras, se pueden instalar dentro o fuera de la vivienda. Normalmente no es necesario modificar la estructura del edificio, siendo adaptadas incluso a lugares con desniveles.

Es imprescindible contar con el consejo y asesoramiento de un profesional de la eliminación de barreras arquitectónicas. En Madrid, Accesibilidad 4 All Ingenieros Consultores, le ofrece sus servicios de asesoramiento y presupuestos gratis sin compromiso, con el objetivo de asesorarle y explicarle cuál y y por qué es la mejor solución de accesibilidad en función de sus necesidades.

Otras soluciones salvaescaleras

Es recomendable plantearnos, si nuestra necesidad se puede ver mejor cubierta con otro tipo de solución de accesibilidad. Así, si el desnivel es muy pequeño, podemos pensar en rampas fijas o móviles. Por el contrario, si el desnivel es acusado, puede que un elevador vertical, nos proporcione un uso más versátil, general y seguro. Además, debemos tener siempre presente, que según el CTE, se deben priorizar unos sistemas sobre otros, como ya vimos en otro artículo. En cualquier caso, como reza en nuestro lema: ” Existen soluciones de accesibilidad para todos. Existen salvaescaleras para todos”

¿Silla salvaescaleras o plataformas elevadoras?

Como resumen muy general podemos decir que cuando el ancho de la escalera es muy pequeño la silla salvaescaleras puede ser una solución de accesibilidad adecuada. Si el ancho de escaleras es más generoso (> 1000mm), la solución de accesibilidad de la plataforma salvaescaleras puede ser contemplada. Si el usuario va en silla de ruedas de forma permanente, la plataforma salvaescaleras, en cualquiera de sus versiones, inclinada, vertical, curva o recta, puede ser la única opción, incluso con alguna adaptación previa del entorno que permita su instalación. Hay muchas personas mayores, con movilidad o pacientes coronarios, que necesitan poder subir y bajar escaleras de forma segura; para ellos la silla salvaescaleras es la mejor opción que pueden considerar.