Cuando hablamos de accesibilidad y de barreras arquitectónicas, casi siempre nos viene a la cabeza unas escaleras o desnivel que una persona con discapacidad, en silla de ruedas, o movilidad reducida, no puede superar. Pero si pensamos en las piscinas, tanto privadas, públicas o de comunidades de vecinos, nos damos cuenta de la dificultad o imposibilidad existente de que estas personas puedan acceder a la misma. Gracias a las grúas de piscina o ascensores acuáticos vamos a comprobar de nuevo, como el uso de la tecnología puesta servicio de las personas con movilidad reducida o en sillas de ruedas, nos permite conseguir piscinas accesibles e inclusivas que todos podemos disfrutar.

elevador hidraulico piscina

Con la llegada del buen tiempo, todos buscamos espacios y lugares de esparcimiento y distracción que nos permitan disfrutar las horas libres de que disponemos, y el más común de estos espacios, son las piscinas. En este sentido, hoy vamos a centrarnos en el acceso a piscinas en sitios públicos municipales, spas, hoteles de gestión privada, campings, centros deportivos, viviendas unifamiliares, o nuestra propia comunidad de vecinos que tenga un espacio acuático donde podamos disfrutar todas las personas de las instalaciones y esto pasa por la instalación de un ascensor acuático, o silla grúa de piscina, que otorgue los mismos beneficios y derechos a toda la población por igual.

Qué es y para qué un elevador hidráulico

El elevador para piscina, silla grúa para piscina o ascensor acuático, que de estas formas se llama, es un dispositivo de elevación diseñado para trasferir a personas con movilidad limitada o discapacidades, desde una zona cercana a la piscina o spa, al interior de la misma, al agua, de forma segura y cómoda. Actualmente, la hidroterapia, también conocida como terapia acuática o rehabilitación acuática, está disponible en casi todos los centros de salud o de rehabilitación y muchas piscinas públicas. Ahora, las personas con diferentes discapacidades o problemas de movilidad pueden participar y disfrutar de las ventajas de la terapia acuática en diferentes entornos, así como al acceso a las piscinas por ocio.

La democratización del uso de ascensores acuáticos, o sillas grúa de piscina, son una realidad. Esta se ha desarrollado por un lado debido a los cambios normativos que exigen la adaptación de los espacios públicos a entornos accesibles. Y por otro lado al progresivo desarrollo de los elevadores acuáticos para piscinas y spas. Esto ha producido un importante abaratamiento de los costes, que hacen que esta tecnología sea muy accesible tanto a comunidades de propietarios, como a particulares.

Partiendo de una manguera conectada a red, se ejerce una presión suficiente para mover un pistón que a la vez se desplaza en un movimiento vertical de subida o bajada o de rotación para mover una silla anclada en la que se sienta el usuario del elevador de piscina, o silla grúa de piscina. Existe también la versión de batería portátil que, mediante un mando electrónico, realizará las mismas funciones.

Características de los elevadores hidráulicos

  • El uso del elevador acuático, ascensor acuático o silla grúa de piscina, es hidráulico y totalmente seguro, no hay riesgo por electricidad o elementos contaminantes del agua, como pueden ser las baterías.
  • Su estructura en forma de tubo, fabricados en acero inoxidable de alta calidad, así como su pie de apoyo son resistentes y fiables, para que el usuario se sienta seguro en todo momento. Incluye barandilla para poder realizar transferencias desde la silla de ruedas con total confianza.
  • La válvula que acciona el ascensor acuático, o silla grúa de piscina, es graduable en altura y giro, para poder usarla desde cualquier posició.n También se puede usar desde dentro de la piscina, para volver a subir la silla una vez se ha entrado en el agua para evitar que moleste a otros bañistas.
  • El asiento de plástico apenas pesa y se puede desmontar con facilidad. Esto está pensado para evitar un mal uso por otros usuarios de la piscina, en caso de que el ascensor esté instalado en un sitio público. Además, la silla puede tener varias medidas, al objeto de hacer que el elevador acuático o silla grúa de piscina, sea aún más ergonómico
  • Podemos añadirle como complemento una ducha incorporada para que el usuario, pueda ducharse antes y después de entrar en la piscina sin esfuerzo y sin desplazamientos quizá difíciles, por otros lugares del entorno de la piscina
  • Otras grúas de piscina o elevadores acuáticos, utilizan baterías recargables para funcionar. Aunque son totalmente seguras para su uso cerca del agua porque están aisladas, no ofrece un funcionamiento tan simple como el hidráulico. El sistema hidráulico es menos complejo, no utiliza grandes mecanismos y la posibilidad de avería es menor.
  • Este elevador acuático es seguro, fácil de instalar y sencillo de manejar. Ni su instalación ni el espacio será un problema para disfrutar de la piscina durante todo el verano. Cuando llegue el invierno, podemos desmontarlo sin complicaciones ni obras.
  • Cuando acabe la temporada es aconsejable que guardes tu silla grúa de piscina en un lugar donde no reciba golpes o daños. Deja el pistón vacío de agua (en la parte baja) secándolo con un paño.
  • La limpieza es un aspecto importante a tener en cuenta. Sobre la superficie del elevador caen salpicaduras de agua con color, polvo u otras sustancias. Si no se limpia, esta suciedad puede incrustarse en el acero dejando mal aspecto. Recomendamos que, si no se puede guardar, se tape con una funda. En lugares con riesgo de heladas es muy importante que vacíes las mangueras y el pistón, ya que el agua puede congelarse y provocar serios daños. Cuando desconectes la toma de agua, tapa el orificio para que no entren impurezas.
  • Al empezar la nueva temporada se debe purgar la toma de agua y hacer funcionar el elevador con carga, haciéndolo subir y bajar varias veces hasta que salga el aire del interior y las juntas recobren la elasticidad.

Ventajas de los elevadores acuáticos

elevador hidraulico piscina

Con la aparición de las distintas leyes y normativas sobre accesibilidad, las personas con discapacidad, personas mayores, o con movilidad reducida, pueden disfrutar tanto del ocio como de la terapia acuática en piscinas o spas, con exactamente la misma independencia, comodidad y sencillez que el resto de personas, mientras se encuentran en piscinas y spas públicos, ello permite una mejora en la calidad de vida

Los elevadores acuáticos o sillas grúa de piscinas, son soluciones de accesibilidad muy económicas y, hoy día, gracias a los avances tecnológicos en el desarrollo de elevadores para piscinas es posible la instalación en piscinas muy pequeñas y spas, ya que ocupan muy poco espacio, y los requisitos de instalación muy pocos. Los modelos se han reducido en tamaño y hay una solución posible para prácticamente cualquier tipo de piscina, sea convencional, de vaso sobreelevado, u otros tipos. Debido a los diferentes modelos y funcionalidades, recomendamos que contacte con A4A  para la adquisición de su elevador para piscina.

Los elevadores para piscinas que se instalaban sobre piscinas o spas sobre el suelo eran prácticamente inexistentes. Ahora hay opciones elegantes, con estilo y de perfil bajo como por ejemplo el modelo Metalu 600 que se integra perfectamente en cualquier piscina de diseño.

Fabricantes e instaladores de ascensores acuáticos, hemos trabajado para ofrecer una amplia variedad de elevadores para piscinas y spas en el hogar, que brindan importantes beneficios. Facilitando el acceso a la hidroterapia para personas con enfermedades crónicas, lesiones de la médula espinal, lesiones cerebrales y diversas discapacidades, o sencillamente el placer de nadar o bañarse. El agua es una parte esencial de nuestra vida cotidiana: las ventajas para nuestro cuerpo, estado psicológico y anímico son importantes.

Tipos de elevadores hidráulicos

Básicamente, existen dos tipos de elevadores acuáticos para piscinas, o sillas grúa de piscina, según el sistema que lo mueve:

1. Elevador hidráulico para piscina

Son los que usan agua de la red común, para, aprovechando su presión, accionar un ingenioso sistema que permite mover y elevar una persona, desde el borde de la piscina hasta el interior del agua, y viceversa. No requieren electricidad. Las sillas grúa de piscina hidráulicas, no necesitan instalación o es muy simple, pudiendo realizarla el propio dueño, o encargado de la piscina en menos de 20min., con las detalladas instrucciones que se suministran.

Dependiendo de la presión del agua de la red, podrán elevar distinta carga. Así, para una presión en la red de 3,5bares (presión habitual en casi todas las redes de agua), podrán elevar una persona de hasta 120Kg. Para una presión de 5,5 bares, podrán elevar una persona de hasta 150Kg. Si no se dispone de presión, se debe instalar un pequeño grupo de presión antes de la toma de la manguera del elevador acuático. Este tipo de sillas grúa de piscina, pueden ser desmontadas en 3min., para guardarlas en invierno.

2. Elevador eléctrico para piscina

Son los que usan la energía de unas baterías recargables, para accionar un motor que eleva a la persona desde el borde de la piscina hasta el interior del agua y viceversa. No requieren toma de agua.

Los elevadores acuáticos eléctricos, funcionan con baterías recargables y los hay con o sin instalación. Hay modelos que son portables, con ruedas, lo que permite prestar el servicio en distintos puntos e la piscina. Su uso está condicionado a tener siempre la batería cargada, para lo cual, recomendamos adquirir una batería adicional, si el uso va a ser moderado o intensivo.

Modelos de elevadores acuáticos

elevador hidraulico piscina

Como instaladores, exponemos algunos modelos de nuestro catálogo para que puedas hacerte una idea, de solo un vistazo, de algunas de las soluciones de accesibilidad en piscinas de todo tipo y spas que ofrecemos.

Elevadores hidráulicos para piscinas

1. Elevador acuático PK

Nuestra silla-grúa portátil para piscina PK, proporciona autonomía al usuario para acceder a la piscina.  Tiene un funcionamiento simple y seguro por agua a presión. Este hecho, junto a su construcción robusta en acero inoxidable, hace que tenga un coste de mantenimiento muy bajo. Se instala en pocos minutos de forma simple, con un anclaje mediante casquillo a suelo. Es el modelo más económico y sencillo, apto para el 90% de las piscinas. Fabricados con aceros inoxidables AISI 316 en perfiles estructurales. Accionamiento desde el interior y el exterior de la piscina. Giro de 177º, en sentido de las agujas del reloj (la bajada). Asiento en PVC fácilmente desmontable. Recorrido de 1.06 mts. Peso aproximado del producto sin embalaje 40 kg. Tiene 4 años de garantía en piezas y dispone de marcado CE. Puede incorporar como opción, entre otras, ducha incorporada, arnés en el asiento, o reposacabezas

2. Elevador acuático B2

Lasilla-grúa de piscina modelo B2 le permite al usuario acceder a la piscina fácilmente y sin esfuerzos de manera autónoma. El sistema de elevación hidráulico le hace estar siempre disponible, pues no requiere electricidad ni carga de baterías. La silla no requiere obras auxiliares para su instalación y no importa la situación de la piscina. Fabricada con perfiles estructurales en aceros inoxidables AISI 316. Puede ser accionado desde el interior y el exterior de la piscina, para aquellos casos en los que el usuario necesite un asistente externo. Ángulo de giro: 170º, en sentido de las agujas del reloj (en bajada).

El asiento tiene un recorrido de 1.06 mts, y es graduable en altura, normalmente se coloca a +0.53 mts. y –0.53 mts. del nivel del agua. Se adapta a casi cualquier piscina porque todas las sujeciones son graduables. Asiento en PVC y desmontable. Brazo protector. Capacidad de carga: 120-150 kg. Homologación, Declaración de Conformidad del marcado CE. Opcionalmente puede incorporar elementos como ducha, arnés o varios casquillos para poder instalarla en distintos lugares de la piscina

Elevadores eléctricos para piscinas

1. Elevador acuático E400

Las sillas grúa para piscinas modelo E400 no requieren obra ni instalación. Estos equipos de elevación portátiles se adaptan a todo tipo de piscinas de cualquier profundidad.  Se transporta con facilidad pues dispone de ruedas. Funciona con baterías recargables, por lo que funciona de forma autónoma, no requiriendo de instalación eléctrica ni cables. Es una silla-grúa de piscinas portátil, fabricada en acero inoxidable lacado, que puede usarse en piscinas cubiertas y descubiertas. Mando con cable espiral para mayor autonomía de uso de la persona. Se compone de una plataforma base con contrapesos y 4 ruedas para su fácil transporte. Incluimos 2 baterías y cargador.

Capacidad de carga de 120 kg (opcional 150 kg). El recorrido del asiento en vertical máximo es de 110 cm. Mecanismo eléctrico con tensión de 24 V. Botonera de mano con cable espiral para facilitar su uso. Tiene protección I P 65 al agua. Lleva asiento desmontable de PVC, apoyabrazos abatible, reposapiés regulable. Tiene 2 años de garantía en el elevador y 1 año de garantía en las baterías.

2. Elevador acuático E600

La silla grúa para piscinas E600 se fija al suelo con una pequeña instalación y posteriormente, es muy fácil de montar y desmontar. Estos equipos de elevación portátiles se adaptan a todo tipo de piscinas de cualquier profundidad. Tiene un diseño ligero y compacto, pasando desapercibido en la instalación. Sus ruedas auxiliares, le permiten ser trasladada con mucha facilidad y su funcionamiento no requiere instalación eléctrica, ya que funciona con baterías recargables. Está fabricada en acero inoxidable lacado, y puede usarse en piscinas cubiertas y descubiertas. Mando con cable espiral para autonomía del usuario y pueda usar la silla sin ayuda. Compuesto por una plataforma base con dos ruedas para su fácil transporte y fijaciones rápidas al suelo. Incluimos 2 baterías y cargador. Capacidad de carga de 120 kg (opcional 150 kg). Recorrido del asiento en vertical: 110 cm. Protección IP 65 al agua. Lleva asiento desmontable de PVC, apoyabrazos abatible, reposapiés regulable y ruedas auxiliares para el transporte.

Cómo elegir un ascensor para piscinas

En A4A, trabajamos en coordinación con los fabricantes, en la innovación, desarrollo y mejora de elevadores acuáticos para piscinas. Por ello, hemos ido incorporando a nuestro catálogo, los mejores productos que se adaptan a las necesidades de cada cliente. Si necesita consejo sobre el modelo a elegir no dude en contactar con nosotros y uno de nuestros expertos le asesorará en la mejor opción para su caso. Hay varios factores a la hora de elegir un elevador de piscina adecuado y en las que nos tenemos que fijar para cubrir todas las necesidades que pudieran sobrevenir.

Para ello, buscaremos materiales resistentes, preferiblemente acero inoxidable AISI316, ya que debido a que el mantenimiento del agua se basa en tratamientos de cloro o sales agresivas con los materiales metálicos, el acero inoxidable AISI 316 es el material idóneo para esta aplicación, teniendo en cuenta, además, que la abrasión generada por el funcionamiento del aparato, hace que sea difícil utilizar recubrimientos protectores.

Que el sistema de anclaje que nos permita recogerlo en temporada de no utilización o incluso transportarlo a otras dependencias o ubicaciones donde pudiera ser necesario. Peso de usuario soportado en función de donde vaya a ser colocado o el perfil de usuario habitual de las instalaciones. Autonomía conferida al usuario, para que se pueda sentir plenamente integrado en las actividades a realizar.

Disfruta de una piscina accesible con un elevador acuático

La normativa vigente, obliga a tener adaptado el acceso a las zonas comunes de piscinas en edificios de viviendas, hoteles, resorts, spas, etc., y esto es perfectamente posible instalando uno de nuestros modelos de sillas grúa de piscina. Así mismo, no hay razón para no poder disfrutar y compartir el placer de un baño con nuestra familia o amigos, que sufren alguna discapacidad o edad avanzada, en nuestra piscina privada, con la máxima seguridad.

Como hemos explicado, existen soluciones distintas y versátiles para que las personas con movilidad reducida, puedan nadar, disfrutar de su baño o terapia, en cualquier tipo de piscina. Las sillas grúa de piscina o elevadores acuáticos, nos proporcionan accesibilidad, autonomía y seguridad. La pequeña inversión necesaria, el bajo mantenimiento, la portabilidad y la durabilidad de los ascensores acuáticos, hacen que se pueda disfrutar de uno de estos elevadores acuáticos en cualquier piscina o spa.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 30

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.