Entre los distintos sistemas de accesibilidad existentes en el mercado, para salvar la barrera arquitectónica que suponen unas escaleras, los elevadores rerticales de corto recorrido son, quizá, los equipos más versátiles y universales que existen, ya que permiten superar desniveles en vertical, a toda clase de personas con movilidad reducida, vayan o no en silla de ruedas. Están especialmente diseñados para salvar pequeñas alturas como, por ejemplo, las escaleras de acceso a la entrada de los portales de viviendas, oficinas a distinto nivel, o locales comerciales con distintos niveles, que impiden la accesibilidad a personas con sillas de ruedas o personas que, aunque puedan caminar, tienen dificultades para subir o bajar escaleras.

diferencias ascensor elevador plataforma elevadora montacargas

Otros productos existentes en el mercado, como por ejemplo, las sillas salvaescaleras y las plataformas salvaescaleras, están también diseñados para superar uno o varios tramos de escaleras, pero si lo que queremos es salvar un recorrido o desnivel, inferior a 3 metros, con acceso universal y respetando la integración del elevador en el resto del entorno y con un coste de instalación no muy elevado, tenemos una opción muy interesante en los elevadores verticales de corto recorrido o también denominados plataforma vertical salvaescaleras.

Qué es y para qué sirve un elevador vertical de corto recorrido

Este tipo de elevador está diseñado para superar barreras arquitectónicas mediante desplazamiento vertical de hasta 3 metros de recorrido. Consta de una plataforma con suelo antideslizante, de dimensiones variables según destino, uso y espacio disponible, que suele llevar una semi-cabina, (hasta 1,2 m de alto) y que discurren por unas guías montadas en una estructura fija anclada al suelo y a la pared. Como hemos dicho, están provistos de un habitáculo o cabina, normalmente a media altura. La tracción se logra mediante distintos sistemas como, por ejemplo, mediante husillo, cremallera y otros, siendo la más frecuente la impulsión hidráulica. Tienen muy pocas exigencias geométricas en cuanto a espacio necesario en ancho y largo, fosos y sobre-recorrido o huida superior, lo que hace que, en la inmensa mayoría de los casos, sea viable su instalación en edificios ya construidos, necesitando muy poca obra auxiliar de adaptación.

Están destinados principalmente a transportar personas en silla de ruedas o con cualquier tipo de movilidad reducida, de forma autónoma, o acompañados por otra persona y, en muchos casos, es posible la incorporación de un asiento plegable para mayor comodidad y seguridad de los usuarios que pueden caminar. Con estas características generales, cabe suponer que la capacidad de carga siempre oscila entre los 250 kg y los 400 kg. Según su diseño y lugar de instalación, están dotados de distintos sistemas de seguridad entre los que cabe reseñar, sistemas anti-atrapamiento, sistemas anti- cizallamiento, retorno a planta en caso de corte se suministro eléctrico, puertas o cancelas con cerraduras electromecánicas de seguridad, alarma, conexión telefónica con el exterior, alarma por sobrecarga, fotocélulas, etc. Su instalación, según los modelos existentes, puede ser de interior y preparado para intemperie. Adicionalmente el hueco por el que discurren puede ser abierto o cerrado en distintos materiales, como tabiques, o vidrio.

Diferencias entre un elevador vertical de corto recorrido y uno de largo recorrido

elevadores verticales de corto recorrido

Muchas personas se refieren a este producto como un ascensor, otros, incluso, lo llaman montacargas. Nada mas alejado de la realidad técnica y normativa. La diferencia entre un elevador o plataforma vertical de corto recorrido y un ascensor, son muchísimas. No sólo radica en que el elevador vertical tiene limitado su recorrido a 3 m, si no en el rango de aplicación del producto y lo que es mucho más importante, a la normativa y legislación que les son de aplicación. Ya hablamos en otro artículo de las diferencias entre elevadores, montacargas, ascensores, etc, no obstante, señalaremos aquí sólo algunas de ellas entre un elevador vertical de corto recorrido y un ascensor:

  • El ascensor no tiene limite de velocidad, el elevador vertical de corto recorrido, sí; a 0,15 m/seg.
  • El ascensor no tiene límite de recorrido, el elevador vertical de corto recorrido, sí: a 3 m.
  • El ascensor debe cumplir la Directiva de Ascensores y el elevador vertical de corto recorrido, debe cumplir la Directiva de Máquinas
  • Los ascensores se fabrican e instalan bajo las normativas, (entre otras muchas) , UNE EN 81/20 y UNE EN 81/50.
  • Los elevadores verticales de corto recorrido, se fabrican e instalan bajo las Normas (entre otras), UNE EN 81/41.
  • Los ascensores tienen botoneras y maniobras complejas con memoria, los elevadores verticales de corto recorrido, tienen botoneras de pulsación constante.
  • Un ascensor, debe tener un contrato de mantenimiento por imperativo legal, los elevadores verticales de corto recorrido, no tienen esa obligación legal, aunque es muy recomendable hacer un correcto mantenimiento.
  • Un ascensor, es una máquina técnicamente compleja de fabricar, instalar y mantener, los elevadores verticales de corto recorrido, lo son mucho menos.

Tipos de elevadores verticales

Como hemos señalado, e el mercado existen muchos modelos y sistemas de elevadores verticales de corto recorrido. En atención a sus características técnicas, los podemos clasificar en:

Elevadores verticales de corto recorrido hidráulicos

Los elevadores hidráulicos, pueden tener el pistón de empuje en un lateral o debajo de la plataforma, lo que da lugar a distintas exigencias a la hora de instalar el elevador vertical, en cuanto al foso necesario. Los que menos foso necesitan son los de empuje lateral, siendo las dimensiones de foso de unos 15 cm. Otros sistemas hidráulicos empujan mediante unos brazos cruzados bajo la plataforma, a modo de tijeras y necesitan un foso mayor de unos 20 cm, o más, pero con la ventaja de no necesitar cuarto de máquinas o armario de maniobra, ya que estos componentes se alojan en el foso y, necesitar menos espacio en planta.

Elevadores verticales de corto recorrido eléctricos

Algunos modelos de elevadores verticales de corto recorrido, tienen sistemas de tracción eléctrica por tornillo sin fin, o husillo, siendo sus exigencias de dimensiones de foso mucho menores que los hidráulicos, en el entorno de los 8 cm o menos, y no necesitando de ningún tipo de cuarto de máquinas o armario.

Cualquiera de los sistemas puede configurarse en distintos tamaños y cargas, con distintas posibilidades de embarques. Cada modelo tiene sus propias limitaciones en cuanto al recorrido total alcanzable y cada caso deberá ser analizado convenientemente por un experto.

9 Ventajas de los elevadores verticales de corto recorrido

elevadores verticales de corto recorrido

  1. Funcionamiento muy simple e intuitivo, basta con mantener el pulsador de subida o bajada hasta llegar a la planta de destino, donde el elevador se detendrá automáticamente. En cada uno de los rellanos disponemos de un pulsador de llamada. Es posible instalar llavines para poder utilizar el elevador y dotarlo de mayor seguridad y control, también es posible en algunos modelos disponer de un mando a distancia para su manejo por personas asistentes de otras.
  2. Confort y Seguridad. Estos elevadores equipan elementos para una suave aceleración y una parada sin saltos o vibraciones. En cuanto a seguridad disponen de mecanismos cerrados, baterías de rescate en caso de corte de fluido eléctrico, detectores de obstáculos, dispositivos anti-atrapamiento, etc.
  3. Mayor polivalencia que otros sistemas de elevación. Los salvaescaleras verticales permiten, dependiendo de las dimensiones, acompañar a la persona con problemas de movilidad o el transporte de carros de bebé u otros objetos.
  4. Optimización del espacio en la escalera. No ocupan espacio en la escalera, al instalarse fuera de la misma, en la mayoría de los casos tampoco necesitan sala de máquinas, o este cuarto de máquinas es un pequeño armario instalable en cualquier lugar.
  5. No requieren de foso o este es muy reducido. La mayoría de los fabricantes disponen de modelos que necesitan un foso de unos 15 cm., pudiéndose sustituir por una pequeña rampa en la mayoría de los casos.
  6. Es posible su instalación a la intemperie. Existen modelos especiales para su uso en el exterior.
  7. Reducido Consumo energético. En su mayoría, los elevadores verticales de corto recorrido equipan o una tracción eléctrica mediante un sin-fin o sistemas hidráulicos para su desplazamiento. Tanto uno como otro pueden funcionar con una conexión monofásica con un consumo, según fabricante, de entre 750 W y 1200 W.
  8. Su instalación es muy sencilla. Este elevador se ajusta prácticamente a cualquier espacio, por lo que muchos de sus elementos ya llegan premontados y adaptados de fábrica evitando así en muchas ocasiones la ejecución de grandes obras, y estando disponible en muy pocos días.
  9. Es una solución de accesibilidad universal, apta para todas las personas con movilidad reducida.

Normativa de los elevadores verticales

Los aparatos elevadores verticales de corto recorrido, como todos los elevadores están sujetos a Directivas Europeas, que tienen rango de Ley y también a Normativas de fabricación y uso. Por las características ya descritas (velocidad, desnivel máximo a salvar, usos, etc.,), los elevadores verticales de corto recorrido, se rigen por la Directiva de Máquinas según el RD 2006/42 CE. En dicho Real Decreto, se establecen las condiciones generales de fabricación , uso y seguridad que deben cumplir este tipo de aparatos. Adicionalmente, deben cumplir con otras Directivas de aplicación , como por ejemplo la de Compatibilidad Electromagnética 2014/30 UE. Por otra parte, estos elevadores, han de ser diseñados e instalados de acuerdo a otras leyes y regulaciones españolas.

A modo de resumen, podríamos hacer la siguiente lista de cumplimiento normativo, para un elevador vertical de corto recorrido:

Legislación

Directiva de Máquinas según el RD 2006/42 CE. Es una Directiva Europea transpuesta a Ley en España, que regula la libre circulación de ( entre otras cosas), este tipo de elevadores, así como las condiciones de seguridad que han de cumplir y que nos habla de los criterios que debe cumplir un fabricante de máquinas para que su producto sea seguro y pueda comercializarlo y ponerlo en servicio en los países de la Comunidad Europea.

Compatibilidad Electromagnética 2014/30 UE. Que regula para el ámbito europeo, la habilidad de un sistema, equipo o producto de funcionar correctamente, sin causar interferencias electromagnéticas a otros equipos pero, al mismo tiempo, ser insensible a las emisiones que puedan causarle otros sistemas.

CTE. Es la ley de ámbito español, que regula todo lo relacionado con la construcción. El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el marco normativo que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la Ley 38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE). En concreto existen varios Documentos Básicos (DB) , que definen como debe ser el diseño, medidas y tipos de sistemas para la eliminación de barreras arquitectónicas, tanto en edificios construidos como en nuevas construcciones.

Normativas

UNE EN 81/41. Reglas de seguridad para la construcción e instalación de ascensores. Ascensores especiales para el transporte de personas y cargas. Parte 41: Plataformas elevadoras verticales para el uso por personas con movilidad reducida.

Estas, no son todas las normas y legislación aplicables, pero sí son las mas representativas. Es muy importante que cuando optemos por la instalación de un elevador vertical, estemos seguros del cumplimiento estricto de la legalidad vigente, ya que nos podríamos llevar desagradables sorpresas a posteriori, si por ejemplo, no hemos instalado el elevador vertical de corto recorrido de las medidas de piso y capacidad de carga, que nos indica el CTE, o si por ejemplo, el modelo instalado no cumple con lo previsto en las Normativas de aplicación.

Instalación y mantenimiento de los elevadores verticales

Un elevador vertical de corto recorrido, esta indicado en el caso en que los desniveles a salvar sean entre moderados y grandes, hasta 3 m, pero se necesita un espacio mínimo para la instalación. Ocasionalmente, también se ha de disponer de un pequeño foso, aunque existen modelos que no lo necesitan. Normalmente, este tipo de elevadores se instala, haciendo un corte en las escaleras existentes o colocándolo al final de las mismas y generando una pasarela de desembarque hasta el inicio de las mismas. Son innumerables los condicionantes y posibilidades, tanto de disposición geométrica, lados por el que se embarca y desembarca, así como de modelos a instalar, pero podríamos decir, de forma muy general, que si tenemos, o podemos generar con obra auxiliar, un espacio mínimo de 900 x 900 mm, podríamos colocar un elevador vertical. Pero se deben tener en cuanta otros muchos factores y siempre se debe contar con la colaboración de un profesional especialista.

El mantenimiento, si bien no tiene carácter obligatorio, (como un ascensor), sí es necesario y, así se recoge en el RD 88/2013 ITC AEM 1, que indica que, a efectos de mantenimiento se han de seguir las indicaciones del fabricante. Por ello, lo mejor es informarse muy bien antes de decidirse por uno u otro modelo, sistema o fabricante.

Precio de un elevador vertical de corto recorrido

Los elevadores verticales son una alternativa a otro tipo de ascensores que requieren de un mayor desembolso económico y grandes obras de adecuación para su instalación. El precio de este tipo de elevador vertical ha ido reduciéndose en los últimos años gracias principalmente al avance tecnológico que han sufrido y a la cada vez más creciente demanda, hecho que ha llevado al mercado nuevos fabricantes y distribuidores de este tipo de elevadores.

Para poder determinar el precio del elevador vertical de manera exacta, sería recomendable la valoración por parte de una empresa especializada en este tipo de elevadores, sobre todo si es necesario la adecuación de un espacio para albergar la ubicación del elevador vertical, o no está clara la posible ubicación del mismo.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que este tipo de elevador dispone de diferentes opciones de fabricación, por lo que el precio del elevador vertical puede variar en función de estas opciones, como veremos a continuación hay alguno condicionantes obligatorios que vienen dados por las propias características de la escalera o hueco a salvar y otros que son opcionales, pero que nos pueden servir de utilidad.

No pudiendo dar una referencia aproximada del precio, al menos, si podemos indicar los principales condicionantes que repercuten sobre el precio de un elevador vertical y que son los siguientes:

  • Recorrido del elevador vertical: Aunque los elevadores verticales o minielevadores están limitados a un recorrido máximo de 3 metros, el precio varía en función del recorrido, el elevador vertical requiere de unos elementos de fijación mayores y de un cilindro, (en el caso de tratarse de un sistema hidráulico o un sin-fin en el caso de tratarse de tracción eléctrica), con mayores dimensiones a mayor altura tenga que salvar, por lo que esta características repercutirá directamente en un mayor coste en el precio del elevador vertical.
  • Ubicación del elevador: El precio también se verá incrementado si el elevador vertical tiene que ser instalada en la intemperie (exterior), por lo que deberá estar dotado de protecciónes extra contra los elementos climáticos y estar construido con materiales que soporten las inclemencias. (Pintura anticorrosión, aluminio o acero inoxidable). Este tipo de protecciones y materiales son más caros por lo que harán que el coste del elevador sea mayor.
  • Elementos opcionales de los elevadores verticales: Dependiendo del fabricante podemos disponer de mas o menos elementos opcionales, como norma general los más habituales son:
  • Diferentes acabados: del elevador a escoger.
  • Rampa de acceso: Es posible sustituir el pequeño foso por una rampa metálica que lo sustituya.
  • Puertas motorizadas: Otra de las posibles opciones es la posibilidad de la automatización de las puertas para que abran y cierren automáticamente a la llegada o salida del elevador.
  • Doble embarque a 90º: Normalmente en este tipo de elevadores la salida está situada justo enfrente de la entrada. Cuando no es así y la salida se encuentra a la derecha o izquierda de la entrada deberemos tenerlo en cuenta. Sobre todo, porque las dimensiones de la cabina deberán ser suficientes para permitir el giro de la silla de ruedas en el interior de la misma.
  • Mando a distancia: A parte de los pulsadores de mando en la cabina del elevador y de las botoneras de llamada en cada una de las plantas. Muchos fabricantes disponen de la opción de suministrar mandos a distancia para facilitar su utilización.
  • Asiento plegable interior: Otra opción muy interesante sería la de adaptar un asiento plegable interior, este sistema permite que las personas con movilidad reducida o con dificultades para subir y bajar escaleras puedan sentarse durante el trayecto para hacerlo mas fácil.

El elevador vertical de corto recorrido una solución segura universal

Los elevadores verticales de corto recorrido, son una de las soluciones de accesibilidad, mas demandadas por los clientes, por los arquitectos y profesionales del sector. Es una solución de accesibilidad, que es universal, ya que es válida para personas con movilidad reducida, en silla de ruedas o no, y que permiten que el usuario, pueda ir acompañado. Su variedad de sistemas de tracción, posibilidades de acabados estéticos, su fiabilidad mecánica y grado de cumplimiento normativo, hacen de este tipo de sistema salvaescaleras, uno de los más demandados e instalados en España y en Europa, en Comunidades de vecinos, viviendas unifamiliares, centros educativos, comercios y oficinas. Si te ha parecido interesante este artículo o tienes alguna duda, déjanos un comentario y lo responderemos encantados o contacta con A4A para que te asesoremos sobre esta completa solución de accesibilidad.