Todas las personas deberían contar con el derecho de accesibilidad y de movilidad. A menudo, ya sea por discapacidades fijas o temporales o por la edad muchas personas ven como su movilidad se reduce. Para todas ellas, afortunadamente, existen en la actualidad diferentes soluciones de accesibilidad para facilitarles el acceso y mejorar su calidad de vida: sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, elevadores verticales y ascensores para uso doméstico.

instalacion silla salvaescaleras

Cada una de las soluciones de accesibilidad se puede instalar dependiendo del lugar donde vaya a instalarse, el entorno y las necesidades. Nuestra recomendación es ponerse en manos de un experto en accesibilidad que le asesore y le indique cuál de las soluciones es la óptima para usted. En el post de hoy vamos a hablar de la recomendación de instalación de una silla salvaescaleras, qué se necesita para poder instalarlas y cómo se realiza.

Sin duda las sillas salvaescaleras son una de las ayudas más instaladas para mejorar la movilidad, a la hora de subir y bajar escaleras, cuando se trata de personas con problemas de movilidad reducida. Las sillas salvaescaleras se instalan directamente sobre la propia escalera, donde se fija el rail o railes que sirven de guiado a la silla para que esta, copie la forma y recorrido de la escalera a salvar. Para ello se fijan una serie de soportes regulables. Todo ello sin necesidad de realizar obras ni reformas, y por lo tanto, no siendo necesario la solicitud de permisos de obras o licencias.

Instalación de una silla salvaescaleras

Qué es y para qué sirve una silla salvaescaleras

consejos elegir silla salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras, son dispositivos electromecánicos con  un pequeño motor y guiado por un raíl, que permiten a una persona mayor o con movilidad reducida, subir y bajar escaleras de forma segura y cómoda. Además de la facilidad de instalación de este tipo de solución de accesibilidad, apenas son necesarias unas horas en los modelos más habituales y uno o dos días como máximo, en modelos para escaleras muy largas, o con mayor complicación.

Las sillas salvaescaleras o sillas subeescaleras son un elemento que permite que personas con movilidad reducida continuada o puntual puedan acceder a su hogar o moverse de forma independiente en cualquier parte de su casa, salvando los tramos de escaleras, ya sea en su vivienda o en cualquier otro edificio. Las sillas salvaescaleras, pueden ser instaladas en el interior o en la intemperie, superando casi cualquier tipo de escalera con absoluta seguridad y comodidad, incluso en escaleras de tipo caracol. Hay distintos tipos de sillas salvaescaleras, en función de si se trata de una silla salvaescaleras de tramo recto o de una silla salvaescaleras de tramo curvo. Pueden tener pendiente constante o tener distintos cambios de pendiente.

Cuándo se recomienda la instalación de una silla salvaescaleras

La instalación de una silla salvaescalera es recomendable para salvar las escaleras de una vivienda para personas con problemas de movilidad reducida, ya sea por edad, enfermedad o lesión puntual. Su instalación permite subir y bajar escaleras de forma cómoda, fácil y totalmente segura. Este sistema es ideal para personas que padecen movilidad reducida ya que les permite total independencia para subir y bajar escaleras. Tampoco precisará ayuda para la utilización de la silla, ni para salir ni para entrar, ya que su utilización es muy fácil y sencilla. Principalmente, las sillas salvaescaleras se instalan en viviendas unifamiliares, pero también pueden implementarse en comercios, comunidades de vecinos, oficinas o instalaciones.

Por tanto, podemos resumir diciendo que las sillas salvaescaleras de tramo recto y las sillas salvaescaleras de tramo curvo, son perfectas para dotar de autosuficiencia y seguridad, a una persona mayor o con movilidad reducida, permitiéndole desplazarse a través de uno o varios tramos de escaleras rectos y/o curvos.

Requisitos para instalar una silla salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras, se caracterizan por su gran adaptabilidad, ya que hay pocas escaleras donde no se pueda instalar alguno de los modelos disponibles, tanto si se trata de salvar unos pocos peldaños de un tramo de escalera, como si se trata de salvar una o varias plantas de altura, las sillas se adaptan a cualquier tipo de escalera, incluidas aquellas que tienen curvas o giros, cambios de pendiente o incluso hasta escaleras de tipo caracol o espiral.

Por otra parte, existen modelos aptos para ser instalados tanto en el interior de viviendas o edificios, como en el exterior de los mismos al estar fabricados con componentes con protecciones adecuadas para la intemperie. Es importante tener en cuenta a la hora de conocer cómo se instala una silla salvaescaleras que también son necesarios una serie de requisitos mínimos para ello.

Las preguntas que nos hacen nuestros clientes habitualmente al respecto de las sillas salvaescaleras, son ¿Qué medidas mínimas de escaleras son necesarias para instalar una silla salvaescaleras? ¿Es necesario realizar obras o solicitar permisos para instalar una silla salvaescaleras? ¿Existen subvenciones o ayudas para la instalación de sillas salvaescaleras?  A continuación, vamos a ir dando respuesta a estas preguntas y veremos los pasos que se siguen en la instalación de sillas salvaescaleras de tramo recto y sillas salvaescaleras de tramo curvo

¿Qué medidas mínimas de escaleras son necesarias para instalar una silla salvaescaleras?

Entre los requisitos mas importantes para determinar si es o no viable instalar una silla salvaescaleras, es, sin duda, el ancho mínimo de escalera necesario, si se trata de salvar un solo tramo recto, el ancho mínimo variará entre los 65 y 70 cm., en función de los diferentes modelos existentes en el mercado. Sin embargo, si la escalera a salvar consta de varios tramos unidos por descansillos con curvas, escalones compensados o escaleras tipo caracol, será necesario un ancho mínimo de 70 o 75 cm., en función del modelo. En este sentido, hay que indicar que la mayoría de escaleras existentes tienen unas medidas de ancho de como mínimo unos 80 cm., por lo que si no se trata de alguna escalera construida de manera especial, siempre será posible instalar una silla salvaescaleras en prácticamente la totalidad de ellas sin mayor problema.

Además de disponer de un ancho mínimo de escalera, es necesario que en la parte inferior de la misma, exista un descansillo cuyas medidas mínimas de fondo sean de 70 cm., para que la silla pueda quedar completamente a nivel y permita de una manera cómoda, el acceso del usuario a la misma.

¿Es necesario realizar obras o solicitar permisos para instalar una silla salvaescaleras?

La instalación de una silla salvaescaleras de tramo recto o de tramo curvo, es siempre una obra sencilla que no suele requerir de la intervención de un arquitecto, ni de un proyecto, en especial si la instalación va a ser por el interior de una vivienda particular. No obstante, hay caso en los que las sillas salvaescaleras, van a ser instaladas en comercios, edificios públicos, comunidades de vecinos, en cuyo caso se debe comunicar y justificar al Ayuntamiento de la localidad, la solicitud de dicha instalación. El coste de dicha actuación es muy pequeño y en A4A, nos encargamos de dicha solicitud en Madrid.

¿Existen subvenciones o ayudas para la instalación de sillas salvaescaleras?

Aunque principalmente los salvaescaleras que más suelen recibir ayudas o subvenciones son los instalados para mejorar la accesibilidad en comunidades de vecinos, en ocasiones también es posible encontrar algunas subvenciones para instalar sillas salvaescaleras en viviendas para uso particular. Normalmente este tipo de subvenciones son promovidas por organismos públicos y suelen tener un plazo determinado, contar con una partida presupuestaria limitada y ser necesario cumplir con una serie de requisitos para poder acceder a las mismas.

Un ejemplo serían las ayudas de la Comunidad de Madrid en materia de adaptación y mejora de la accesibilidad de los edificios colectivos y las viviendas particulares. Para saber mas de las subvenciones a la instalación de sillas salvaescaleras en Madrid, puede consultar nuestro artículo al respecto.

Normativa para instalar una silla salvaescaleras

Una silla salvaescaleras, es una solución de accesibilidad que está sometida al Real Decreto 1644/2008 o Directiva de Máquinas. A nivel constructivo y de instalación, hay también normativa que se debe cumplir. En concreto una silla salvaescaleras de tramos curvo o una silla salvaescaleras de tramo recto, debe cumplir la norma UNE EN 81-40 :2009.

No obstante, a diferencia de la instalación de otros tipos de elevadores como pueden ser los ascensores unifamiliares, donde las empresas tenemos que cumplir con una serie de requisitos legales y debemos estar registradas y autorizadas por el Ministerio de Industria para poder instalarlos, en las sillas salvaescaleras este requisito no es necesario. Es por ello, que la elección de la empresa que suministre e instale la silla salvaescaleras, cobra una vital importancia, ya que son muchas las que aunque incorporan en su catálogo este tipo de elevadores, actúan como intermediarios al no ser realmente especialistas o distribuidores oficiales, encareciendo el producto innecesariamente y poniendo en riesgo el cumplimiento normativo y las garantías.

En este sentido en A4A, trabajamos y somos distribuidores oficiales autorizados, de las principales empresas especializadas en la fabricación de sillas salvaescaleras, por lo que te podemos ofrecerte los mejores productos europeos, con el mejor precio y absoluta garantía, sobre las sillas salvaescaleras que instalamos.

Pasos para la instalación de una silla salvaescaleras

Nuestros salvaescaleras, ya sean sillas salvaescaleras o plataformas elevadoras, tramos curvos o rectos, se acoplan a las escaleras, no a la pared. Eso significa que no se hará cualquier daño a las paredes y muy poco desorden en tu casa o comunidad de vecinos. La instalación tardará, en condiciones ideales, menos de un día. Es un proceso muy rápido que no te causará ninguna molestia en casa.

Puedes estar en casa mientras instalamos tu salvaescaleras y puedes incluso ver como nuestros técnicos se encargan de todo el proceso y hacer tantas preguntas al respecto como quieras. La única molestia será el ruido al taladrar los orificios de fijación en la escalera y, que según el material de esta, podría generar un poco de polvo, pero será muy rápido y nuestros operarios, lo dejarán todo limpio al final. Antes de lo que te esperas, tendrás tu salvaescaleras instalado. Las sillas salvaescaleras de tramo recto se suelen instalar, dependiendo de la longitud del tramo, entre 3 y 5 horas. Cuando hablamos de instalar un salvaescaleras de tramo curvo o con cambios de pendiente, se puede tardar algunas horas más, pero casi siempre, se termina en el día.

Cuando contratas con A4A la instalación de una silla salvaescaleras, queremos asegurarte de que es mucho más que un proyecto llave en mano. Siempre vamos más allá de lo esperado para garantizar que te sientes al 100% seguro utilizando tu salvaescaleras o elevador antes de que salgamos de tu casa. No dejamos nada a medias, o que no esté plenamente operativo ¡Esta forma de actuar forma parte de A4A !

  1. Para instalar una silla salvaescaleras, en primer lugar, se desplaza un técnico que prepara un croquis o plano del lugar dónde va a instalarse para conocer las necesidades y qué tipo de modelo es el que puede instalarse o el más recomendable, informando de todo ello al cliente
  2. Si la solución de accesibilidad es silla salvaescaleras de tramo recto, una vez elegido el modelo y los opcionales, se puede comenzar la instalación en muy pocos días.
  3. Cuando se trata de una silla salvaescaleras de tramo curvo, una vez decidido el modelo, y con las medidas finales tomada, se encarga la producción a la fábrica, se preparan unos planos de ingeniería y en muy pocas semanas, tendrá lista su silla salvaescaleras en su casa.

Puedes ver nuestros modelos de sillas de tramo recto aquí.

Puedes ver nuestros modelos de sillas de tramo curvo aquí.

Pero como una imagen vale mas que cien palabras, puede ver el proceso completo de instalación de una silla salvaescaleras de tramo recto en este vídeo:

¿Qué ocurre cuando termina la instalación del salvaescaleras?

Cuando nuestros técnicos terminan la instalación, te devuelven tu casa tal como estaba. Pero con algo nuevo: ¡tu independencia y seguridad! Y también la certeza de que con las sillas salvaescaleras de A4A, has tomado la decisión correcta en la elección de la marca y del producto ideal para salvar esa barrera arquitectónica.

 

Instalamos tu silla salvaescaleras en menos de un día

La instalación de una silla salvaescaleras es rápida, y fácil, pero, después de la instalación, ¿sabré usar la silla salvaescaleras?

Cuando nuestros técnicos terminen la instalación de la silla salvaescaleras, te harán una demostración para que sepas exactamente cómo funciona. Esperarán a que hagas varios viajes en presencia de ellos y se asegurarán de que te sientes seguro y confortable utilizando el salvaescaleras y no se irán hasta que hayas aprendido todos los pasos y te hayamos respondido a todas tus preguntas. Te sorprenderás de lo bien que quedará la silla salvaescaleras instalada en tu casa y, cuando esté plegada, comprobarás habrá anchura suficiente para que las demás personas en la casa puedan utilizar las escaleras normalmente.

Y…, ¿qué ocurre cuando los técnicos se van?

Cuando compras una silla salvaescaleras a Accesibilidad 4 All Ing. Cons., también tendrás derecho a asistencia. Estaremos siempre a la distancia de una llamada telefónica si alguna vez nos necesitas. Nuestros técnicos no se irán hasta que entiendas perfectamente todo el funcionamiento del salvaescaleras, pero si se te olvida preguntar algo, podrás siempre llamarnos más tarde. Conocemos toda la gama de productos, por lo que lo más probable es que se solucione la duda por teléfono. Sin embargo, si eso no ocurre, uno de nuestros técnicos se acercará a tu casa para ayudarte, para que nunca dejes de estar seguro en las escaleras. Además puedes beneficiarte de los precios y condiciones exclusivos de mantenimiento para nuestros clientes, que según el tipo de contrato, podemos cubrir la sustitución de baterías y hasta el cambio de tapicerías.