Desde 1977, se celebra en todo el mundo, el Día Internacional de los Museos el 18 de mayo. El objetivo de este día es concienciar y sensibilizar al público sobre el papel de los museos en el desarrollo de la sociedad. Cada año se dedica este día a un tema distinto. Pero antes de nada, para que este mensaje llegue a todo el mundo, es primordial que los museos sean accesibles a todos, y en especial a las personas con discapacidad. Al fin y al cabo, todos tenemos limitaciones en algún momento de nuestra vida: vemos mal, o nos hemos roto una pierna, o no oímos bien, o somos personas con movilidad reducida por edad u otros.

museos accesibles inclusivos

Así que la accesibilidad es para todos, y debe constituir una prioridad absoluta para los museos. Además, los museos no tendrían sentido si la sociedad no pudiese contribuir a su construcción. En este sentido, el artículo de hoy quiere ser como una breve guía, con ejemplos, para hacer de los museos de España lugares inclusivos y sin barreras.

Accesibilidad en los museos

Las posibilidades de hacer accesibles los museos son múltiples: desde el diseño del edificio y de sus espacios, la concepción de la exposición permanente y de las temporales, la programación de actividades educativas, de difusión y de comunicación, hasta los materiales interpretativos y muchos otros aspectos. En este contexto, se pueden dividir las condiciones de accesibilidad en físicas y cognitivas.

nivel físico se pueden, por ejemplo, adaptar los ascensores, las escaleras, poner rampas, salvaescaleras verticales o inclinados, ascensores, áreas de descanso y servicios, modificar la iluminación, los ángulos de las puertas, de las ventanas, etc. Junto a ello, y a nivel cognitivo, se puede adaptar todo lo relativo a los rótulos, textos, guías, formatos y tamaños de la información y documentación ofrecida.

Discapacidad física

La eliminación de barreras arquitectónicas en el museo, tanto en su acceso como en los espacios públicos e internos del mismo, y de barreras museográficas. Espacios cómodos y con descanso o soporte, dependiendo de la duración de la permanencia a una exposición. Puntos informáticos en mesas abiertas o a una altura que permitan el acceso de niños, sillas de ruedas o personas mayores. Asimismo, que las vitrinas, plintos o paneles respeten estas medidas y aproximación y siempre ofrezcan alternativas de recorridos táctiles.

Discapacidad sensorial e intelectual

Algunos museos cuentan con recursos adaptados para personas con discapacidad auditiva y visual, como por ejemplo bucles magnéticos fijos, lazos portátiles de inducción magnética, sistemas de amplificación, guías virtuales multimedia, recursos táctiles, signoguías, audioguías con audiodescripción, etc. Además, estos rescursos deberían contemplar macrotipos, fondos fosforescentes o de resalto, texturas, maquetas táctiles, subtitulaciones, planos en relieve, textos en braille y termoform, información en diferentes lenguajes, entre otros.

Cómo hacer un museo accesible

Cuando se construye un nuevo edificio que albergará un museo, el edificio se proyecta siguiendo los estándares marcados por las normas de edificación de cada país y siguiendo normas ISO de aplicación internacionales. En el caso de España, el conjunto de normas, están recogidas en el CTE. Cada vez son mas frecuentes las grandes obras de reforma y adaptación de los edificios que contienen el museo a todo tipo de personas. Es de destacar que, más allá del edificio, han de ser accesibles los propios objetos expuestos, leyendas, dependencias, experiencias sensoriales de todo tipo.

En ese sentido, la norma UNE 170001-2 de accesibilidad universal es una clara referencia en materia de diseño e instalación. Solo hay tres museos en España completamente accesibles para las personas con discapacidad. El certificado AENOR de Accesibilidad Universal garantiza a todas las personas, al margen de su edad o discapacidad, las mismas posibilidades de acceso a cualquier parte de los espacios construidos y al uso y disfrute de los servicios que se prestan en ellos con la mayor autonomía posible en su utilización.

Cuáles son los mejores museos accesibles de España

Un museo debe ir mas allá en materia de accesibilidad, que la mera eliminación de barreras arquitectónicas En este artículo os hablaremos de los cinco museos españoles más accesibles, y os dejaremos más abajo una guía de museos, monumentos y puntos de interés turístico accesibles para todos creada por la organización PREDIF para que podáis ampliar información, según la zona que queráis visitar.

1. Museo Guggengheim, Bilbao

museos accesibles inclusivos gugghengeim bilbao

El Museo Guggenheim de Bilbao, primer museo certificado con la norma UNE 170001-2 de Accesibilidad Universal

2. Museo Tiflológico de la ONCE, Madrid

museos accesibles inclusivos tiflologico once

El Museo Tiflológico de la ONCE, catalogado como universalmente accesible, es un verdadero ejemplo de adaptación sensorial

3. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

museos accesibles inclusivos thyssen bornemisza

El Museo Thyssen-Bornemisza, el cual cumple la normativa vigente sobre la eliminación de barreras arquitectónicas. Desde 1993 tiene un acuerdo con el IMSERSO para el acceso al museo de las personas mayores y con discapacidad en condiciones especiales. Disponen, por ejemplo, de folletos en braille.

4. Centro de Arte Reína Sofía, Madrid

museos accesibles inclusivos centro arte reina sofia

El Centro de Arte Reina Sofía, ha remodelado los ascensores, los aseos y la cafetería haciéndolos más accesibles

5. Museo Arqueológico de Alicante, Alicante

museos accesibles inclusivos arqueologico alicante

Finalmente el Museo Arqueológico de Alicante. Dispone de visitas guiadas y recursos sensoriales diversos.

Si quieres conocer más museos y exposiciones accesibles visita esta es la Guía de los museos , monumentos y puntos de interés turístico mas importantes de España.

Cultura y arte accesible e inclusiva

Algunas de las actuaciones que se han llevado a cabo en estos centros culturales para obtener este reconocimiento son la instalación de mostradores accesibles; la revisión de planes de evacuación que contemplan las necesidades de las personas con movilidad reducida; la automatización de puertas; plataformas salvaescaleras; la adquisición de dispositivos de bucle de inducción magnética para las personas sordas, o la oferta de audioguías, entre otras acciones.

En ocasiones el propio edificio museístico, supone la primera barrera arquitectónica en la accesibilidad de los museos. Las distintas soluciones de accesibilidad permiten que todas las personas con movilidad reducida, puedan visitar los museos. En materia de accesibilidad en museos, aún queda mucho camino por recorrer para lograr una oferta museística accesible en España, a pesar de que cada vez es mayor el número de museos cuyas instalaciones son accesibles para las personas con discapacidad. Lograr que los museos ofrezcan cultura accesible, y que esté al alcance de todos, es sinónimo de inclusión social.