Una rampa salvaescaleras es una de las soluciones de accesibilidad más comunes para salvar pequeños desniveles verticales. Se construyen en viviendas unifamiliares, infraestructuras, comunidades de propietarios, oficinas, hoteles, comercios, etc. Se pueden construir en edificios o infraestructuras nuevas o existentes. Pero siempre debemos tener en cuenta unas condiciones, para que sea accesible y homologada según legislación y normativa (CTE DB SUA).

rampa salvaescaleras silla ruedas

Claves a tener en cuenta en rampas salvaescaleras para minusválidos

Normativa para rampas salvaescaleras

Los factores clave en el cálculo y diseño de la rampa salvaescaleras, son desnivel a salvar, pendiente máxima, anchura mínima, longitud de los tramos. Además se deben tener en cuenta otros aspectos reglamentados, como altura y grosor del pasamanos o factor ρ (adherencia del suelo).

La norma, con carácter general, estipula que:

  • En el acceso a edificios la anchura libre mínima de paso debe ser de 1,20 m y la longitud máxima de cada tramo de 9 m.
  • Además, si la rampa debe ser instalada en lugares peatonales, debemos contar con una anchura libre mínima de paso de 1,80 m y la longitud máxima de cada tramo de 10 m.
  • La pendiente puede variar en función de la longitud de la rampa.
  • En acceso a edificios la pendiente máxima en recorridos hasta 3m., ha de ser <=10%. Cuando los recorridos están entre 3 y 6 m., debe haber una pendiente <= al 8% . En el resto de casos debe ser <= 6%.
  • En infraestructuras (lugares peatonales), la pendiente será <=12%, si el tramo no excede de 1,5m. de longitud. En tramos de hasta 3 m., será <= 10%. En tramos hasta 10m., la pendiente será <= 8%.
  • Las pendientes laterales (para drenajes de agua, por ejemplo), no deben sobrepasar el 2%.
  • La normativa también obliga a que en la rampa se disponga un pasamanos continuo en todo el trazado y a ambos lados de la rampa. Este pasamanos se situará a una altura entre 90 y 105 cm el más alto y otro entre 70 y 85.
  • Las zonas de embarque y mesetas deben diseñarse y construirse, de manera que permita que el usuario en silla ruedas, pueda realizar un giro de 360º y no deben tener ningún obstáculo.

Cómo calcular la pendiente de una rampa para minusválidos

Una pendiente se suele expresar en forma de %, como cociente entre el desnivel a salvar, y la distancia de tramo en horizontal, multiplicado por 100.

Pendiente (%) = (h/d) x 100.

Así pues, si queremos salvar un desnivel de 1mt., al 10%, (para cumplir con legislación), necesitaré 10mt. lineales de desarrollo de rampa. De esta manera, si disponemos de la altura a salvar, podemos determinar fácilmente las medidas y la pendiente necesaria en cada caso.

Instale una rampa salvaescaleras adecuada a sus necesidades

¿Necesita instalar una rampa en su edificio? ¿No sabe qué características debe tener la rampa salvaescaleras que quiere instalar? En Accesibilidad 4 All somos especialistas en soluciones de accesibilidad tanto portátiles como de obra para personas con movilidad reducida. Puede conocer algunas de nuestras instalaciones o consultarnos sin compromiso.