28 / 100

Los montacargas industriales son sin duda una de las principales opciones para desplazar tanto pequeñas, como grandes cargas de manera cómoda y rápida por las distintas plantas de un edificio, industria, comercio y establecimientos hosteleros. El montacargas industrial es un elevador adaptado para un uso intensivo que permite cubrir las necesidades de trabajo y productividad de manera totalmente personalizada, moviendo cargas más o menos pesadas o voluminosas, entre distintas plantas o niveles. A diferencia de los ascensores, los montacargas no disponen de botonera en el interior de la cabina, al no ser aptos para el transporte de personas. Esta característica, es la principal y mas identificativa de lo que es un montacargas industrial.

tipos montacargas mercancias industriales

Se fabrican con materiales más robustos y duraderos, dando prioridad a la fiabilidad y durabilidad que, a la estética y la comodidad. Un montacargas industrial es una de las principales soluciones de accesibilidad para transportar todo tipo de mercancías y materias primas. Una de las grandes ventajas es sin duda su gran adaptabilidad, el rango de trabajo de los montacargas varía entre los 50 kg y más de 10 toneladas, aunque es posible acometer cargas mayores en proyectos a medida. En cuanto a sus dimensiones, pueden ser completamente personalizables, podemos encontrar montacargas para su uso en hostelería, con una superficie de apenas 60 cm x 60 cm, o montacargas con dimensiones suficientes para albergar un vehículo o varios palets de mercancía.

Qué es y para qué sirve un montacargas de mercancías

Los montacargas industriales nos permiten transportar tanto grandes, como pequeñas cargas, pare ello se componen de una parte fija de guiado y una plataforma o base que se desliza de manera vertical a través de ella. Sin duda la gran ventaja de este tipo de elevador es la posibilidad de poder configurarlo completamente a nuestras necesidades de trabajo. Por un lado, tenemos capacidades de carga de entre 50 Kg., hasta 10 Tn., y dimensiones desde apenas 50 x 50 cm., hasta superficies suficientes para albergar vehículos o grandes volúmenes de carga.

En este aspecto, cabe remarcar que la mayoría de montacargas se fabrican totalmente a medida, en función de los requisitos necesarios. Es muy común, que en función del uso al que se destine, se le denomine con nombres distintos. Así, oiremos hablar de montaplatos, montalibros, montacoches, montacuadros, minicargas, montapalets o sencillamente montacargas, ya que todos ellos son el mismo producto con distintas características y de aplicación. Los montacargas, sobre todo, los más pequeños, pueden quedar tan integrados en el edificio, que pasarán desapercibidos. Es fácil reconocer en una gran industria un montacoches, por su tamaño y en ocasiones jaula que lo cierra, pero nos costará mucho trabajo ver en una vivienda particular un pequeño minicargas en la cocina, que da servicio a una planta más abajo o arriba.

Características de los montacargas de mercancías

Cuando hablamos de tipos de montacargas podemos hacerlo en función de su sistema de funcionamiento o en función de las necesidades en cuanto a carga y ubicación. En cuanto a su funcionamiento, podemos encontrar diversos sistemas de tracción, los principales son los sistemas hidráulicos y los sistemas eléctricos o electromecánicos.

1. Montacargas hidráulicos

Se trata del sistema más utilizado actualmente, sin duda, la simplicidad y durabilidad del mismo, unido a su bajo coste, tanto de fabricación, como de mantenimiento tienen mucho que ver en ello. Con la ayuda de un grupo hidráulico, compuesto de un motor y una bomba, básicamente, se inyecta un fluido hidráulico especifico a uno o varios cilindros, los cuales directa o indirectamente con la ayuda de cables o cadenas transmiten el movimiento a la plataforma la cual se desplaza de manera vertical guiada por una parte fija. Este tipo de montacargas se utiliza principalmente para salvar recorridos cortos de hasta unos 12 metros aproximadamente, lo que equivaldría a unas 4 o 5 plantas de altura aproximadamente.

2. Montacargas eléctricos o electromecánicos

Dentro de este sistema podemos encontrar varios tipos, desde los más actuales equipados con variadores de frecuencia y motores sin engranajes o gearless de imanes permanentes de última tecnología, a motores reductores de varios tipos. En este sistema, la plataforma se eleva gracias a la energía transmitida por el motor, al que normalmente para facilitar la maniobra se ayuda de un sistema de contrapesado. Las puertas para los montacargas industriales suponen uno de los elementos de seguridad más importante en un montacargas industrial para para prevenir posibles accidentes.

El abanico de posibilidades en cuanto a puertas para un montacargas industrial es muy amplio, siendo los principales tipos utilizados los siguientes:

  • Montacargas con puertas manuales: tanto de una o de dos hojas, son las más utilizadas en los montacargas para industria. Pueden ser de una o dos hojas en función del paso libre necesario. Este tipo de puertas pueden estar fabricadas en plancha ciega con mirilla o sin mirilla, como los ascensores, o en otros materiales como malla metálica, plancha perforada, acero inoxidable o incluso vidrio.
  • Montacargas con puertas automáticas: muy parecidas a las de los ascensores, pero normalmente más robustas, las puertas para montacargas automáticas suelen ser o de apertura telescópica o central y tener de dos a seis hojas. En su mayoría se fabrican en chapa pintada o en acero inoxidable, siendo posible adaptar una mirilla.
  • Montacargas con puertas de guillotina: son las que se utilizan principalmente en los montaplatos y montapaquetes, el mecanismo es relativamente sencillo, ya que a través de un sistema de cables y poleas se consigue conectar ambas hojas y que estás se contrapesen una con la otra. Los materiales más usados son acero inoxidable y chapa pintada, es posible adaptar una mirilla la cual normalmente es redonda.
  • Montacagras con puertas de lamas articuladas: tienen el mismo funcionamiento que una puerta corredera, pero además y para ahorrar espacio, se construye articulada para poder recogerse en el mismo hueco del montacargas o ascensor. Puede ser con apertura automática o manual y equipar mirilla.

Ventajas de los montacargas industria o comercio

Las ventajas de disponer de un montacargas industrial, aunque son obvias vamos a enumerarlas a continuación:

  1. Versatilidad: Se suelen fabricar a medida, por lo que podemos acoplarla a cualquier situación que se nos planteara. Personalizándolo a las necesidades de trabajo y productividad que se necesiten. Con dimensiones reducidas como puede ser 50x50Cm. hasta dimensiones mucho mayores.
  2. Aplicabilidad: En ocasiones, la necesidades de la industria en cuestión, hacen que el montacargas, tenga características muy especiales, como que sean de intemperie, expuestos a ambiente marino, o en el caso de refinerías, serrerías e industrias quimificas, que sean antideflagrantes. Todas estas características hacen que la instalación sea muy especial y son proyectos que se estudian muy pormenorizadamente entre muchos profesionales intervinientes.
  3. Rapidez de montaje: Otra Característica del Montacargas Industrial es su rápida instalación una vez ya tenemos el hueco preparado.
  4. Robusto: Está fabricado con materiales duraderos que le proporciona una gran durabilidad.
  5. Cómodo: Nos facilita el desplazamiento de cualquier mercancía entre plantas distintas de la nave.
  6. Seguro: Los elementos de accionamiento y parada así como los dispositivos de seguridad garantizan su uso sin problemas. No disponen de botonera en el interior para que no sean usados para personas.
  7. Sencillo: El manejo es muy sencillo para cualquier persona, sin que sea necesario la realización de cursos de homologación como en el caso de Elevadores Móviles.
  8. Adaptabilidad: Los tenemos para el transporte de pequeñas carga y grandes cargas entre los 50 Kilos hasta 10 toneladas y en proyectos a medidas para Cargas Especiales y Mayores.
  9. Económico: Como su uso es solo para mercancías no requiere de muchos elementos que si son necesarios en Montacargas para Mercancías y personas que encarece la instalación y el posterior mantenimiento. Ya que las normativas de fabricación e instalación son menos restrictivas.

En cuanto a sus características técnicas, como hemos comentado las medidas y también los acabados se personalizan según el cliente, estas son las opciones o características técnicas tipo mas comunes:

  • Capacidad de Carga: Entre 150 kg. a 5.000 kg.
  • Tensión Eléctrica: 220V / 380V.
  • Potencia Motor: En función del Modelo.
  • Protección Térmica del Motor Conforme Directiva de Máquinas.
  • Tracción Hidráulica.
  • Base de Piso de Chapa estriada o lagrimada antideslizante de acero, en acabado personalizado.
  • Embarque: En 1, 2 ó 3 lados.
  • Puertas Semiautomáticas.
  • Velocidad: 0,10 m/s a 0,30 m/s. (Con posibilidad de 2 velocidades con variador de velocidad).
  • Columnas: Número de cilindros hidráulicos 1 ó 2.
  • Simple Columna: cargas entre los 150 kg a 3.000 kg.
  • Doble Columna: cargas entre los 1.500 kg a 5.000 kg.
  • Paragolpes en el perímetro (menos el frente, es opcional).
  • Cesta o Cabina: También en acero con el mismo acabado que la base o piso.

Tipos de montacargas de mercancías

tipos montacargas mercancias industriales

Los montacargas comprenden una amplia variedad de soluciones para la elevación de mercancías o mercancías y personas en la industria.  Sin duda alguna, la primera diferenciación que tendríamos que realizar es si se trata únicamente del transporte de objetos, o bien se trata de un sistema en el que también sea posible elevar personas. En función de ello, el montacargas tendrá que ser fabricado e instalado según unas normativas diferentes. Salvando esta primera diferenciación, muy importante, también tenemos la posibilidad de dividir los tipos de montacargas industriales en función del uso principal al que están destinados. En este sentido, podríamos clasificarlos de la siguiente manera:

1. Montaplatos o minicargas

Se trata de pequeños elevadores con capacidades de carga de entre 50 y 100 kg., destinados principalmente a la hostelería o al transporte de paquetería o pequeñas cargas.

2. Montacarga

En este grupo englobaríamos al grueso de este tipo de elevadores destinados a un uso industrial, con capacidades de carga de entre 100 Jg., y más de 10 Tn, podemos encontrarlos con sistemas de una columna, para cargas máximas de hasta 5000 kg., aprox., y de dos o más columnas en aquellos con grandes dimensiones, cuya capacidad de carga se comprende entre los 1500 Kg., y 10000 kg., o más en proyectos especiales. La gran versatilidad es sin duda la principal característica de este tipo de elevador, ya que es posible su fabricación prácticamente a medida con dimensiones útiles desde apenas un metro cuadrado hasta más de 15 metros cuadros.

3. Montacoches

Montacoches, elevadores destinados principalmente al desplazamiento de vehículos salvando uno o varios niveles de altura. Normalmente sus dimensiones son de 2,5 m., de ancho por 5,5 m., y una capacidad de carga de entre 2500 y 3000 kg.

Normativa de los montacargas de mercancías

Como hemos comentado anteriormente, la normativa que aplica a los montacargas varía en función de si son aptos, o no, para el transporte de personas. En este sentido tenemos que los tipos de montacargas destinados exclusivamente para cargas, deben cumplir con unas normativas de fabricación e instalación menos restrictivas.

Por otra parte, en el caso de los elevadores para personas y carga, o aquellos en los que el habitáculo sea accesible, es decir, si una persona puede entrar en el sin dificultad, estando provisto de mandos o elementos de accionamiento situados dentro del habitáculo o al alcance de la persona situada dentro del mismo, la normativa por la que se deben fabricar, instalar y conservar recoge una serie de requisitos de seguridad mayores con el fin de garantizar un elevado nivel de protección de la salud y seguridad de las personas.

Un montacargas industrial es un aparato elevador que ha de ser fabricado, instalado y puesto en el mercado bajo la Directiva de Máquinas según el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas. Además, en cuanto a su diseño, instalación, reparación y mantenimiento, deben cumplir la normativas UNE EN 81:31 2011 que definen las reglas de seguridad para la fabricación e instalación de montacargas. Montacargas únicamente para el transporte de mercancías. Parte 31: Montacargas accesibles sólo para cargas

Preguntas frecuentes sobre los montacargas de mercancías

tipos montacargas mercancias industriales

Cuando uno de nuestros clientes, decide instalar en su negocio o industria un montacargas, surgen muchas preguntas sobre este tipo de instalación; unas técnicas, otras de orden legal y otras de uso y mantenimiento.

He aquí unas cuantas de las más usuales :

El montacargas de mercancías, ¿se puede usar para subir o bajar personas?

No, nunca. Un montacargas que permita el uso a personas, tendrá botonera en el interior de la cabina y no será un montacargas industrial, si no un ascensor montacargas, producto que nada tiene que ver.

¿Cuánto espacio se necesita para instalar un montacargas?

Las dimensiones del hueco vendrán determinadas por las dimensiones que se necesiten de cabina. Así si nuestro montacargas ha de trasladar objetos voluminosos, el hueco será mucho mayor, que si sólo necesitamos trasladar pequeños objetos. El máximo exponente de esto es el caso de un montacoches, que necesitará un hueco de aproximadamente 6mts. X 3,7mts., mientras un montaplatos sólo necesita un hueco de 0,7mt X 0,8mt.

¿La capacidad de carga debe guardar relación con la superficie del montacargas?

No. Tan sólo existen limitaciones técnicas que hacen que un montacargas muy grande, deba equipar un grupo de tracción para una gran carga. Pero no existen unas tablas de superficie y cargas como en el caso de los ascensores

El precio de los montacargas, ¿es proporcional al tamaño o a la carga?

Pues podemos decir que a mayor superficie y carga mayor precio, pero no existe una proporción, ya que en ocasiones un montacargas de 750k, tiene casi el mismo precio que uno de 500k. Cuando por necesidades de carga y/o dimensiones, tenemos que configurara un montacargas de doble columna, o doble impulsión, entonces el precio sí aumenta muchísimo en comparación.

¿El mantenimiento de un montacargas es obligatorio?

Con carácter general, podemos afirmar que un elevador que sube y baja cargas, está sujeto a suficientes desgastes, esfuerzos, etc. Como para que seamos responsables de la seguridad del mismo. Eso se logra a través de un correcto mantenimiento, que vendrá marcado por el fabricante. Lo normal es realizar una tarea de mantenimiento cada 3 meses.

¿Es caro el mantenimiento de un montacargas?

Los elementos que componen un montacargas, son relativamente simples y suelen estar bastante accesibles, por lo que en comparación con otros tipos de elevadores, como los ascensores, el mantenimiento no es costoso.

Instala el montacargas de mercancías adecuado para tu negocio

Puede decirse que hay tantos montacargas, como necesidades tenga un cliente. Por eso la elección de un montacargas es una tarea que requiere un buen asesoramiento, y un instalador que sepa escuchar al cliente y comprender sus necesidades, para que el cliente invierta justo lo que debe, evitando inversiones exageradas o demasiado pequeñas.  La inversión en un montacargas para un pequeño negocio, local, o industria, es muy importante para que la elección sea la adecuada y nuestro negocio sea productivo, no existan paradas de funcionamiento y sea lo más duradero posible.

En definitiva, elegir el tipo de montacargas ideal para tu empresa es indispensable. Debes tener en cuenta tu presupuesto, las necesidades propias de tu negocio y buscar siempre un especialista confiable. Confía también en un correcto mantenimiento, y así, podrás disfrutar de una máquina que soportará largos años de duro trabajo, ayudando a la productividad de tu negocio.